Galería de imágenes

  • Click to enlarge image Acustica-en-recintos-de-uso-docente-1.jpg
  • Click to enlarge image Acustica-en-recintos-de-uso-docente-2.jpg
  • Click to enlarge image Acustica-en-recintos-de-uso-docente-3.jpg
  • Click to enlarge image Acustica-en-recintos-de-uso-docente-4.jpg
  •  

Acústica en recintos de uso docente

·         Diseñamos y adecuamos aulas para facilitar el aprendizaje de los alumnos y mejorar la satisfacción del profesorado.

En las CLASES MODERNAS, el énfasis de la enseñanza se ha convertido en el énfasis del aprendizaje. Esto quiere decir que los estudiantes se ven involucrados en dife­rentes tipos de aprendizaje que van a estimular el compromiso de cada uno de ellos con su propio proceso de aprendizaje. Estamos hablando de un enfoque más flexible del aprendizaje según el cual los estudiantes tendrán que escuchar las instrucciones iniciales del profesor pero después tendrán que trabajar en diferentes formas de comunicación con sus compañeros y el mismo profesor. Esto puede incluir trabajar en grupos de 4-6, en parejas, individualmente o de forma interactiva con discusiones con toda la clase. La habitación debe favorecer la comunicación, el trabajo intelectual y la concentración que son factores fundamentales para facilitar una buena enseñanza y aprendizaje.

Optimizar la acústica con una absorción de sonido añadida es ideal para los oyentes más sensibles y permite que todos los estudiantes y profesores desempeñen sus habilidades al máximo. Permitir una comunicación efectiva requiere que se aumente la absorción de las vocales en las bajas frecuencias lo que ayudará a que se escuchen las consonantes permitiendo así que se entienda el discurso. Los estudios demuestran que reduciendo los niveles de sonido y mejorando la directividad acústica se consigue una enseñanza / aprendizaje flexible /diversificado, facilitando el trabajo en grupo cuando antes no era posible.

Las necesidades acústicas y requisitos del sonido tendrán una importancia diferente según la actividad, el tipo de estancia y las personas que la ocupen. Las consecuen­cias de crear buenos ambientes acústicos en centros docentes y educativos son claras:

Refuerza el compromiso del estudiante mediante una buena comunicación

Un ambiente silencioso anima a los estudiantes a participar en discusiones, hablando bajo, y facilita la escucha entre el grupo de trabajo sin necesidad de que se eleve la voz para competir con otros grupos;

Facilita la gestión de una clase de forma pasiva

o    Permite que los profesores sean más proactivos, fomenten los debates y se reduzca la necesidad de repetir. Una buena acústica en una clase permite una mejor directi­vidad del sonido, facilitando que el profesor identifique la procedencia del mismo y lo trate antes de que se convierta un problema.

o    La tensión sanguínea del profesor puede bajar con bajos niveles de ruido, reducien­do el peso de la gestión y de los niveles de estrés de los profesores. La ventaja de una buena acústica para la gestión puede beneficiar a todo el colegio fuera de la clase haciendo que los pasillos y los espacios sociales sean más agradables y menos hostiles – especialmente para los niños más vulnerables.

Se modifica el comportamiento y fomenta una relación más positiva entre estudiantes

o    Las clases pueden empezar con más rapidez sin necesidad de tranquilizar a los alumnos. Los profesores pueden estar más positivos sin tener que empezar en un ambiente negativo después de mandar a los chicos que estén callados.

o    Una adecuada claridad sonora de las aulas permite identificar a los principales focos de ruido, la ubicación de los mismos, por lo que se pierde el anonimato de los mismos y desanima a los chicos a ser focos de atención al respecto.

Escuchar y entender bien hace que el aprendizaje sea más efectivo

Cuando los alumnos se escuchan con claridad y participan en los debates es posible que recuerden mejor lo que han aprendido y por consiguiente podrán aplicarlo.

Crea un ambiente lo más natural posible para nuestros oídos.

Un buen ambiente acústico sirve de apoyo para varios procesos clave

Mejora notablemente la comunicación, la cooperación entre alumnos, la negociación y las competencias sociales en general. La calidad del sonido influye en los resultados del colegio desde el punto de vista del alumno y del profesorado.

·         Atención, cuide el entorno acústico de sus hijos.

Muchas de las actividades que se desarrollan incluyen juegos en los que hay movi­mientos físicos e interacción, reforzando las habilidades de la conversación. Activi­dades de estar sentado escuchando se pueden desarrollar en un espacio contiguo. Hay que considerar un movimiento constante y tener encuentra los pasos, saltos y movimientos de sillas, mesas y otras pequeñas piezas de mobiliario. Los niños suelen reunirse en pequeños espacios al entrar y salir todos a la misma hora.

Una combinación de movimiento constante y conversación lleva a levantar la voz para que se nos oiga. Los materiales de las superficies suelen ser duros por razones de du­rabilidad y limpieza pero pueden aumentar la amplificación y propagación del sonido. Maximizar la absorción del sonido mediante el tratamiento del techo y las paredes es crucial para minimizar la reproducción del sonido, reduciendo el potencial para crear un “cóctel de ruido” molesto.

·         Reducir el ruido en pasillos y zonas abiertas es otra necesidad acústica.

Los pasillos son espacios multifuncionales por los que las personas se mueven entre las diferentes estancias de un edificio al mismo tiempo que se convierte en un espacio social y de recreo. Estos espacios son el alma de un edificio, donde el comportamiento puede establecer el tono para sus ocupantes y el ambiente de todo el edificio.

Un buen confort acústico puede modificar el comportamiento de los estudiantes y favorecer la eficacia de las clases al estar los estudiantes más tranquilos, menos negativos y con más ganas de empezar la clase. A muchos profesores les gusta tener la “puerta abierta” en sus clases – y para ello un pasillo silencioso es menos molesto y favorece este enfoque

Los sistemas educativos se van desarrollando y adquiriendo unos métodos pedagógi­cos nuevos y más flexibles de apoyo a la enseñanza y el aprendizaje al mismo tiempo que se maximiza el uso de las instalaciones. Un espacio de planta abierta puede incluir a varias clases que comparten profesores e incluyen a muchos estudiantes muy próxi­mos, que se pueden molestar y alterar mutuamente.

La comunicación aquí, similar a la de una clase celular, se basa en oír y ser oído pero se trata de una situación acústica mucho más complicada. Minimizar el ruido de las actividades alrededor de la clase es una prioridad ya que las voces de las clases adya­centes pueden ser el motivo principal de distracción y alteración de una tarea.

En áreas de planta abierta los techos absorbentes son una prioridad. También resultan beneficiosos los objetos dispersores del sonido – como los muebles, absorbentes de sonido en suspensión adicionales para ayudar a la acústica de la zona y absorbentes de pared cuando sea posible. Los objetos dispersores del sonido redirigen el sonido y mejoran el rendimiento del techo absorbente de sonido, y de esta forma mejora la acústica del ambiente en grandes espacios abiertos.

Información adicional