Usted se encuentra en:INASEL>Productos>Suelos flotantes

Suelos flotantes

Additional Info

  • Cuando el aislamiento de techos y forjados no es suficiente para prevenir la transmi­sión de ruido y vibraciones procedentes de maquinaria y actividades ruidosas en recin­tos colindantes (superiores y/o inferiores), el uso de los suelos flotantes es la solución perfecta. Son sistemas que proporcionan buenos resultados tanto en la mejora del aislamiento a ruido aéreo como del ruido estructural o de impacto, pero su selección no debe de entenderse de manera independiente al uso de sistemas antivibratorios, sino complementario a los mismos (sobre todo cuando se trata de aislar maquinaria y equipos ruidosos). El secreto del funcionamiento de todo suelo flotante está en garan­tizar la flotabilidad total del sistema tratado, por lo que se necesita especial cuidado en las transmisiones por flancos (uniones con paramentos verticales), y en los pasos de conductos y tuberías. Además, en todos los recintos de instalaciones y recintos de actividades que requieren un elevado nivel de aislamiento a ruido aéreo (superior a 65 dB), es indispensable que los paramentos verticales (paredes y pilares) descansen sobre suelos flotantes y techos acústicos elásticos.

    Los suelos flotantes se definen como elementos constructivos sobre el forjado que se componen de solados, con su capa de apoyo y una capa de material aislante a ruido de impactos, es decir, básicamente consisten en interponer un material elástico que independice totalmente la solería del forjado. Es por lo tanto un elemento pasivo, que proporciona mejora de aislamiento estructural, y que dependiendo de la masa que soporte funcionará como una pared doble, proporcionando un aislamiento acústico a ruido aéreo extra.

    INASEL suministra tres (3) tipologías básicas de sistemas de suelos flotantes, de excelentes comportamientos acústicos, utilizando diferentes combinaciones de mate­riales, así como variaciones en las dimensiones y métodos de montaje. Arquitectos e Ingenieros podrán seleccionar la tipología de suelo flotante más adecuado a cada caso de acuerdo con sus necesidades, preferencias y tipologías de proyectos.

    El éxito de los suelos flotantes está tanto en la selección adecuada de la solución particular, como en la ejecución de los mismos, dado que este tipo de soluciones no admite errores.

    • Sistemas de suelo / bancada flotante elevada y apoyada sobre tacos elásticos (INACUSTIC SA300/CT): estos sistemas necesitan que la losa de hormigón esté arma­da, y permite crear una cámara de aire de la altura deseada. La elevación de la losa garantiza la flotabilidad del sistema. Es un sistema ideal para bancadas flotantes en cubiertas de edificios (los equipos ruidosos deben apoyar sus sistemas antivibratorios sobre esta bancada), así como para actividades en donde se requiere el máximo nivel de aislamiento posible, o con alto componente de transmisión estructural, es decir, actividades con espectros sonoros de bajas frecuencias, y actividades que transmiten gran cantidad de energía a la estructura del edificio (danza y baile).
    • Sistemas de suelo flotante con láminas de material elástico (INACUSTIC SONIC): en estos sistemas, la losa de hormigón descansa sobre láminas elásticas de poliuretano y/o de fibras minerales. Las losas han de estar perimetralmente trata­das de forma similar a la base, y la selección de las materias primas (densidades y espesores) y los elementos bases (forjados y solerías), definirán el rendimiento de los mismos. Son sistemas muy eficaces para actividades e instalaciones ruidosas en espacios interiores, con aislamientos requeridos de hasta 70 dB.
    • Sistema de bancadas modulares metálicas (INAVIBRATIC): son sistemas de pequeño tamaño sobre los que apoyar pequeños equipos ruidosos (compresores, turbinas, ventiladores, bombas de calor, equipos de aire acondicionado, etc.) que necesitan conseguir porcentajes de aislamiento estructural superiores al 95% por estar situados en zonas críticas de la edificación. Se trata de unos sistemas comple­mentarios a los antivibratorios de estos equipos, muy económicos y fáciles de colocar, diseñadas para una alta resistencia a la intemperie y ambientes corrosivos.
  • Suelos flotantes para:

    • Todo tipo de edificación: residencial y terciaria con requisitos acústicos.
    • Actividades ruidosas:
      • Restaurantes, cafeterías, pubs, discotecas...
      • Boleras.
      • Gimnasios.
      • Salas de danza, academias de baile.
      • Estudios de grabación.
      • Panaderías, obradores.
    • Actividades industriales:
      • Complemento de las cabinas acústicas.
      • Bancadas antivibratorias.
  • Recomendaciones de diseño

    En la selección de un suelo flotante para eliminar un determinado ruido, se hace imprescindible llevar a cabo un análisis espectral del nivel sonoro previo, a fin de garantizar que la frecuencia natural del sistema de suelo flotante no está en los anchos de bandas en donde el ruido es más acusado. La frecuen­cia natural de un sistema de suelos flotantes es función de la deflexión del elemento amortiguante, del reparto de masas superficiales y de las frecuen­cias de excitación de la fuente sonora, por lo que la elección de un suelo flotante no sólo requiere de una correcta selección de materiales sino también una adecuada disposición de los mismos.

    Déjese asesorar sin ningún tipo de compromisos, por nuestros expertos en la materia que ponen a su disposición el conocimiento técnico y la experiencia de INASEL para garantizar éxito de la solución.

  • ¿Cómo comparar la eficacia entre diferentes sistemas de suelos acústicos?

    El índice más utilizado para cuantificar el grado de atenuación acústica a ruido estructural entre recintos es el L`n,T, definido por las Normas UNE EN ISO 717:2. Para comparar diferentes sistemas flotantes se utiliza la mejora en la reducción de energía estructural que de un recinto a otro se consigue con el uso de una determinada solución, es decir, el ΔL´nT. Una interpretación individual de resultados requiere del análisis de la situación de partida previa, y de los resultados obtenidos tras la colocación del suelo flotante, es decir, la información aportada por el ensayo es en cuánto se reduce la transmisión estructural al colocar un determinado suelo flotante.

    Realizar un análisis comparativo de L´nT entre diferentes soluciones de sue­los flotantes requiere que los elementos base (forjado) y las losas superiores (solera y solería) sean exactamente los mismos. La elección de un determi­nado suelo flotante en una edificación para conseguir L´nT máximo debe de garantizar que la utilización del mismo forjado y losas que las aportadas por el fabricante en sus ensayos.