Usted se encuentra en:INASEL>Productos>Pantallas Acústicas>Cabinas Acústicas

Cabinas Acústicas

Cabinas Acústicas
Entradas relacionadas:

Additional Info

  • Generalmente se distinguen en función de su uso, dos tipo de cabinas acúsicas:

    a) Cabinas para la protección del operario contra el ruido; las cabinas móviles y las cabinas fijas a las máquinas (por ejemplo, vehículos, grúas)

    b) Encapsulamientos: Cerramientos globales que cubren o envuelven máquinas.

  • - Cerramientos de equipos y maquinaria ruidosa.

    • Equipos HVAC.
    • Motores.
    • Generadores.
    • Bombas.
    • Soplantes.
    • Trenes de embotellado.

    - Cabinas de control: neesidad de concentración.

    - Áreas de descanso: cabinas para el descanso de personas en ambientes ruidosos industriales.

    - Cabinas de audiometría.

    - Cainas de instrumentos musicales.

  • Cerramientos de alto rendimiento. Los cerramientos de alto rendimiento se utilizan por ejemplo en bancos de ensayo de motores, en transformadores, en com­presores y en máquinas de corrugación. En ellos la transmisión por flancos del ruido estructural puede determinar el límite superior de la pérdida por inserción del cerra­miento. Para satisfacer los estrictos requisitos para el control del ruido, la transmisión por flancos debe reducirse, preferentemente al nivel de las fuentes de vibración, si es posible, o en la vía de propagación por medio de elementos elásticos especiales que sujeten los paneles, y finalmente mediante una capa de amortiguamiento fijada al revestimiento exterior.

    Cabinas de control y vigilancia. En estas soluciones las paredes con puertas y ventanas, el techo y, si se especifica, el suelo, se presentan como elementos prefa­bricados. Los ajustes para las condiciones de usuario industrial son la mayor parte de las veces marginales. Las puertas requieren juntas adaptadas a un uso frecuente y es recomendable el diseño de la climatización.

    El aislamiento en precisión acústica ponderado de una cabina acústica de este tiupo es aproximadamente de 30 dBA. Si fuera precisa una pérdida por inserción superior en una determina dirección será necesario rediseñar la composición de los panles que conforman el cerramiento, ya sea con paneles más pesados, o construcciones de doble pared para este lado.

    Las cabinas especiales con una pérdida por inserción elevada para los estudios de radiodifusión, las mediciones de umbrales auditivos y la interpretación simultánea son objeto de normas específicas.

    Cabinas fijas para operarios. El hecho de encerrar un puesto de trabajo exige un volumen mínimo y una atención especial a la ventilación y al puesto sentado. Para reducir la acumulación de polvo, conviene que la cabina esté equipada de un extractor mejor que de un ventilador aspirador. También puede ser necesaria una iluminación artificial. Los mandos deberían situarse en el interior de la cabina para limitar la nece­sidad de penetrar en zonas ruidosas.

    La ventilación natural exige entradas de aire al nivel del suelo y evacuaciones en el techo. La ventilación forzada puede realizarse, ocasionalmente, mediante ventiladores de refrigeración con motores eléctricos que forman parte de la máquina encapsulada, e incorporarán silenciadores adicionales. En general, los ventiladores de extracción especiales se instalan en lugares donde debe evitarse la circulación de polvo desde el suelo, y llevan a si mismo incorporado silenciadores asidiconales igualmente.

    Recomendaciones en el tiempo de las cabinas

    A menudo hay que desmontar el cerramiento para acceder al conjunto de la máquina. Si esto fuera necesario de forma regular, conviene tomar medidas para identificar las diferentes piezas para montarlas de nuevo con facilidad, de ahí que los diseños de INASEL siempre tengan en consideración estos aspectos, suministrando a los clientes los planos y los despieces de los mismo, y usando siempre tornillería estándar.

    Conviene que la duración prevista del cerramiento corresponda con la de la máquina. Desde el momento en que las juntas de caucho y otros elementos elásticos pueden no durar tanto, conviene que éstos, sean reemplazables. El revestimiento exterior del cerramiento de INASEL puede pintarse varias veces, pero no el perforado interior sin separar previamente el material absorbente acústico y su cubierta protectora. En caso contrario, la absorción podría reducirse sensiblemente.

  • Eficacia de una encapsulamiento acústico

    Definimos encapsulamiento como un cerramiento global de una fuente de ruido con el propósito doble de contener y absorber la energía acústica irradiada por la fuente. Este tipo de solución, en comparación con las pantallas, reduce el sonido a cualquier distancia de la fuente. La magnitud de reducción sonora que se consiguen, puede acercarse al aislamiento acústico (RA) del material con que se fabrica el cerramiento, pero hay importantes considerandos que condicionan la efectividad del mismo, como son las dimensiones del cerramiento (por radiación de las superficies), las aberturas (ya sean para ventilación o por fugas no deseadas), y el material absorbente utilizado.

    La atenuación acústica global de un cerramiento vendrá limitada por la potencia acústica radiada por cada unos de los cinco (5) paramentos que constituyen el mismo, la cual se puede calcular a partir de las expresiones recogidas en la Norma UNE EN ISO 12354:4, y por la distancia a la que se encuentra el receptor. En rango de posibili­dades de atenuación es de 15 dBA a 50 dBA.

    cabinas1

    Selección del material en cerramientos acústicos

    Como regla general para encapsulamientos acústicos, se debería usar material absor­bente y considerar que debido al aumento del nivel de ruido en el interior (por las re­flexiones), el aislamiento del material (RA) de las paredes y techos debe de ser mayor que la reducción de ruido deseada (NR) para cada frecuencia de interés de forma que:

    - Encapsulamiento sin absorción interior, entonces RA > NR + 20 dB

    - Encapsulamiento con absorción interior parcial, entonces RA > N + 15 dB

    - Encapsulamiento con absorción interior global, entonces RA > N + 10 dB

    Aberturas en los cerramientos acústicos, silenciadores y rejillas acústicas.

    Disponer de una abertura libre de un 1 % de un cerramiento limitaría este a una atenuación máxima de 20 dB, en el mejor de los casos (con tratamiento absorbente global), por lo que a la hora de diseñar y ejecutar un encapsulamiento se debe de evi­tar a toda costa las “vías de escape” del sonido. Típicas vías de escape son los pasos de tuberías y conducciones que suelen atravesar al panel del cerramiento, o la falta de sellado de paneles, entre sí o con el suelo y/o techo, o la no utilización de puertas acústicas acordes con el aislamiento del material.

     

    En función de los rendimientos requeridos para el cerramiento, se debe suministrar silenciadores y rejillas acústicas para los sistemas de ventilación natural y forzada y para las aberturas necesarias para el flujo de materiales. En general, se recortan aberturas relativamente grandes en los paneles prefabricados para el paso de cables, transmisiones mecánicas, etc. Tras la inserción de estos elementos, las aberturas se sellan mediante lana mineral entre las planchas metálicas protectoras y las bandas elastoméricas y manguitos, si es preciso.

  • Las cabinas acústicas requieren de alguno de los siguientes accesorios que completan a las mismas:

    - Sistemas de ventilación: natural o forzado. Requieren de silenciadores.

    - Sistemas de climatización: si dentro trabajan personas.

    - Sistemas eléctricos y de iluminación.

    - Puertas acústicas: para acceder sin problemas ni complicaciones al interior.

    - Visores acústicos: si necesitamos ver el interior o necesitamos iluminación natural.

    INASEL puede proveerle de todo este conjunto de necesidades que completan las cabinas acústicas.

  • Para definir una cabina acústica en una partida de un proyecto será necesario tener en consideración lo siguiente:

    - Nivel sonoro deseado tras la colocación de la cabina.

    - Atenuación acústica de la cabina.

    - Dimensiones físicas.

    - Sistemas de ventilación.

    - Nivel de acabado superficial y durabilidad exigida en el tiempo.

  • Sistemas de colocación: importancia.

    El sistema de colocación de los paneles que conforman un encapsulamientos es un factor crítico en el rendimiento de estos, dado que por ejemplo para paneles con bor­des simplemente apoyados en vez de embutidos, la pérdida por inserción es general­mente 10dB inferior.

    INASEL suministra “kits” completos personalizados de montaje de sus módulos acús­ticos, para el montaje de pantallas y cerramientos, incluyendo la perfilería de unión entre paneles mediante machihembrados de aluminio VS plegados, perfiles de base, perfiles de coronación, esquineros, etcétera, que ayudan a garantizar los rendimientos acústicos esperados.

    También disponemos de puertas de acceso y visores que se adaptan acústica y es­téticamente a los requisitos de la solución a fin de garantizar la homogeneidad de la misma.