Usted se encuentra en:INASEL>Productos>Pantallas Acústicas

Pantallas Acústicas

Additional Info

  • Reducir el ruido mediante pantallas acústicas: flexibilidad y diversidad de soluciones: ¿Cómo optimizar y garantizar la elección de las mismas?

    INASEL presenta una amplia selección de pantallas acústicas con características aislantes y absorbentes, como elementos clave para la configuración de pantallas, cerramientos y encapsulamientos acústicos, soluciones acústicas muy efectivas para reducir contaminación acústica ambiental, así como reducir en ruido en espacios interiores.

    Las materias primas utilizadas en la fabricación de los módulos son siempre de primera calidad, que ofrecen al panel un peso superficial superior a 15 kg/m2 para garantizar su funcionamiento en pantallas acústicas. En función del ambiente en el que se instalarán nuestros módulos, definimos la materia prima de forma que proteja a la solución frente al ataque de agentes atmosféricos: intemperie, ambientes salinos, ambientes corrosivos, etcétera.

    Los módulos de INASEL destacan por nuestro interés en que sean soluciones estéticamente acordes con cada necesidad, por lo que disponemos de una amplia variedad de acabados: aceros galvanizados, pintados, lacados, inoxidables, aluminio, etc. Asimismo, la modularidad de nuestra solución ofrece una gran facilidad en el montaje, así como reposición de paneles completos por daños (golpes, corrosión, etcétera).

    • Edificación: pantallas acústicas y cerramientos para equipos HVAC
    • Infraestructuras de transporte: pantallas acústicas de carreteras, ferrocarriles y aeropuertos
    • Fabricación y distribución:
      • Barreras acústicas de protección frente a zonas residenciales del ruido generado en las fábricas y polígonos industriales, zonas de carga, etc
      • Construcción de naves insonorizadas: paneles de fachada y paneles de cubierta
      • Sectorización acústica de recintos ruidosos y de instalaciones en instalaciones industriales
      • Cabinas de descanso y cabinas de protección acústica especial para puestos de trabajo específicos, etc.
    • Plantas mecánicas:
      • Cerramientos de molinos, prensas, cintas transportadoras, etc.
      • Tratamientos de secadoras, hornos, etc.
      • Cabinas de descanso para la industria
    • Utilities:
      • Boxes para ITV
      • Rotativas
      • Túneles acústicos de lavado de vehículos
      • Subestaciones eléctricas
      • Estaciones de bombeo
      • Cerramientos de compresores, salas de grupos electrógenos, turbinas, motores diesel.
  • Funcionamiento acústico de las pantallas

    Las propiedades acústicas de los materiales y soluciones constructivas, como son el aislamiento y la absorción sonora, deben de saber interpretarse de forma correcta en el diseño de una pantalla acústica como solución.

    Las pantallas funcionan por el denominado efecto apantallamiento, por el cual se produce el bloqueo de recorrido de propagación sonoro directo entre la fuente sonora y el receptor, produciendo una reducción en el sonido directo, que se caracteriza por la atenuación acústica reducida de una pantalla Dz,r. El valor de Dz,r es mayor

    - cuanto mayor sea la dimensión más pequeña de la pantalla;
    - cuanto más corta sea la distancia entre la fuente sonora y la pantalla; y
    - cuanto más corta sea la distancia entre el receptor y la pantalla

    pantallas1Donde Dz = 10 Log (3 + 40 (d1 – d2 – d)/λ) dB, d en >metros y λ es la longitud de onda, en metros, del sonido con la frecuencia expresada en hercios.

    En caso de tener en consideración el efecto de una pared reflectante próxima a la fuente sonora, para un receptor ubicado dentro del radio de reverberación de la fuente, la expresión de la atenuación reducida viene dada por Dz = 10 Log (1 + 20 (d1 – d2 – d)/λ) dB, valor que suele ser entre 3 y 5 dB inferior al de una pantalla en campo libre.

    pantallas2En el caso de que las pantallas tengan una longitud finita, será necesario considerar tres vías de propagación entre el emisor y el receptor: la parte alta y los laterales de la barrera. Para obtener el nivel de atenuación de la pantalla acústica, será necesario combinar los resultados parciales obtenidos. Pero en las pantallas también es necesario tener en consideración la absorción acústica de una pantalla próxima a una fuente sonora, dado que esta produce una reducción en la potencia acústica radiada de la fuente al espacio detrás de la pantalla, que se caracteriza por la pérdida por inserción Di. El valor de Di es tanto mayor.

    - cuanto mayor es el coeficiente de absorción de la superficie de la pantalla frente a la fuente sonora;
    - cuanto más pronunciada sea la directividad de la radiación sonora frente a la pantalla; y
    - cuanto más encerrada esté la fuente sonora por la pantalla

    Las formas y las propiedades de la pantalla son menos importantes para el efecto del apantallamiento. El apantallamiento del sonido directo tiene menos efecto en la atenuación acústica in situ en un receptor situado fuera del radio de reverberación en torno a la fuente sonora. En este punto, el sonido reflejado desde todas las superficies del recinto y sus elementos anexos es más fuerte que el campo acústico directo, por lo que en el diseño de una pantalla acústica es imprescindible estimar el radio de reverberación (que suele ser solamente de unos pocos metros).

    Para particiones acústicas, el caso de diseñar pantallas para dividir un recinto en varias áreas, se produce un desacoplo parcial del campo acústico en el lado de la fuente de la pantalla desde el campo sonoro hasta el resto del recinto. Más eficaz será el desacoplo, y mayor será la diferencia de nivel de presión acústica resultante, cuanto menor sea el área abierta al lado de la pantalla, y mayor sea la absorción sonora en el perímetro de la abertura. Es por ello imprescindible que cuando las pantallas vayan a ubicarse en espacio cerrados estas sean altamente absorbentes.

  • ¿Cómo se caracterizan acústicamente las pantallas?

    El nivel de aislamiento de un módulo acústico debe representarse siempre de forma espectral conforme a los requisitos establecidos por la Norma UNE EN ISO 717-1, y de forma global a través del índice R’w (C, Ctr), o bien a través del índice RA. En pantallas acústicas de carreteras, se utiliza una clasificación de categorías descrita en la Norma UNE-EN 1793-2, a partir de la evaluación del índice DLR (dB):

    Categoría DLR dB
    B0 no determinado
    B1 <15
    B2 15 a 24
    B3 >24

    El grado de absorción acústica de un módulo debe representarse igualmente de forma espectral conforme a los requisitos establecidos por la Norma UNE EN ISO 20354, y de forma global a través del coeficiente de absorción media o el NRC, en Sabines.

    pantallas3

    En pantallas acústicas de carreteras, se utiliza una clasificación de categorías descrita en la Norma UNE-EN 1793-1, a partir de la evaluación del índice DLα (dB):

    Categoría DLα dB
    A0 no determinado
    A1 <4
    A2 4 a 7
    A3 8 a 11
    A4 >11


    Todos los módulos acústicos fabricados por INASEL han sido previamente testeados en cámara de ensayos acústicas a fin de verificar el comportamiento de cada variación de los mismos.

  • Recomendaciones de diseño

     

    En la selección de los módulos acústicos recomendamos tener siempre en consideración las diferencias y similitudes que existen entre ellos, a fin de escoger el más idóneo para cada solución. En concreto se recomendamos tener en cuenta criterios de:

    • El material, es decir, absorbente, opaco o transparente, y su acabado estético
    • Atenuación o de aislamiento acústico (dB / dBA)
    • Absorción acústica (Sabines métricos)
    • Las dimensiones y, por lo tanto, de los pesos de los materiales y su movilidad;
    • La forma y la superficie;
    • Modularidad de los paneles, por la facilidad en la instalación y desmontaje
    • Materias primas utilizadas, por la durabilidad y la fiabilidad de las mismas
    • De la estabilidad estructural, incluyendo ventanas y puertas, si se requiere, y el cumplimiento con otras normas de interés referidas a la seguridad;
    • Necesidades de mantenimiento

    Para pantallas acústicas diseñadas para proteger puestos de trabajo, también deberán de tenerse en consideración otros aspectos como son:

    a) de la facilidad de acceso para el control de máquinas, el suministro de piezas y el mantenimiento, teniendo en cuenta los equipos elevadores, las carretillas industriales (transportadoras, carretillas de horquilla elevadora), etc., si son necesarias, y si se requiere, de la facilidad de modificación y desmontaje de elementos de pantalla;

    b) la visibilidad

    c) de las superficies insonorizantes en el lado de la fuente, siendo ambos lados no combustibles o poco inflamables, impermeables a los aceites, resistentes a las salpicaduras e higiénicamente aceptables, si fuese necesario.

    En el exterior, se debe prestar especial atención a la protección de los materiales contra la climatología (obtenidos con acero galvanizado y/o pintado), a las aberturas (realizadas con planchas metálicas con formas adecuadas), a las sobrecargas por viento(aumentando el espesor del revestimiento exterior y/o de los atirantamientos entre el revestimiento exterior y la plancha perforada interior) y a la protección contra el agua de mar (con aluminio), si se requiere.

    Cerramientos parciales

    Los cerramientos parciales, representan un paso intermedio entre las pantallas y los encapsulamientos acústicos. En el diseño de los mismos es fundamental el uso de materiales altamente absorbentes que rodeen a la fuente ruidosa. Una regla sencilla de recordar consiste en que si recubrimos en al menos un 50 % a la fuente con módulos absorbentes, la ganancia de atenuación global será de 3 dB; si cubrimos el 75 % será de 6 dB, pero si los módulos son reflectantes la ganancia será nula (0 dB).

    En el caso de que estos cerramientos parciales vayan destinados a cubrir un equipo que requiere ventilación hemos de considerar la necesidad de creación de espacios suficientes para que esta se lleve a cabo sin afectar al rendimiento energético de los equipos, así como para poder llevar a cabo las operaciones de limpieza y mantenimiento.